Puesta en marcha una orgánica de caza sin ánimo de lucro

Llevará a cabo una montería el 8 de febrero

EL BARDALÁ

Un grupo de diez amigos aficionados a la caza han decidido dar un paso hacia adelante y formar una orgánica de caza o, dicho de otra forma, una peña montera. Su nombre es 'El bardalá', que es como se llama a una zarza en Logrosán, según cuenta uno de sus responsables, José Antonio Gil. Es una iniciativa novedosa que acaba de surgir.

Explica que esta agrupación, dedicada a la caza mayor, no tiene ningún tipo de ánimo de lucro. Su objetivo es poner en marcha monterías. Para ello, se suman los gastos que pueda conllevar esta actividad, como alquiler de finca, perros, permisos de la Junta de Extremadura, veterinarios y comida, entre otros, y se dividen entre sus participantes, estén dentro o no de la peña montera. En este caso, ese grupo de diez amigos se encarga de hacer todo tipo de gestiones y preparativos para que se pueda hacer la montería, como preparar la finca, montar los puestos y organizar la comida, entre otros muchos.

Con este sistema, se pretende abaratar costes, puesto que el único objetivo es cubrir gastos. Detalla que la nueva agrupación surge porque el mercado de las monterías «está por las nubes» y no todos los aficionados pueden participar. «De esta forma, se pueden hacer monterías más baratas y de calidad». Matiza que el objetivo principal de 'El bardalá' es disfrutar del campo con los amigos y no ganar dinero.

Esta agrupación ya tiene fecha para la primera montería de esta temporada que está a punto de finalizar, una vez que el 9 de enero se firmó el contrato de alquiler de una finca. Tendrá lugar el 8 de febrero. Ya se tienen los permisos correspondientes. Será una montería de jabalí y venado y tendrá 32 puestos. Gil confía en que se cubran. Además, de cara a la próxima temporada, ya se está en conversaciones con varios propietarios de fincas para su posible alquiler. José Antonio Gil matiza que nos se trata de quitar terrenos a la sociedad de cazadores, como algunos piensan en la población. Es una iniciativa que suma y complementa a la propia actividad de esta sociedad de cazadores, añade.