La Virgen del Consuelo ya está con sus vecinos

La patrona ha sido trasladada desde su ermita hasta la iglesia San Mateo

La procesión, esta mañana. Lole Fernández.
FIESTAS

Logrosán cumplió esta mañana con su tradición. A las siete de la mañana, uno año más, la patrona, la Virgen del Consuelo, bajó en procesión desde su ermita hasta la iglesia de San Mateo, para estar con sus vecinos hasta el 10 de agosto, que regresará de nuevo a su morada. En los días previos a este acto, los mayordomos de la Virgen la ataviaron con las mejores galas.

Un momento antes de este traslado procesional, la alcaldesa, Isabel Villa, hizo entrega a la patrona del bastón de mando. Además, Juan Manuel Alberca realizó la ofrenda de un centro de flores.

Decenas de personas participaron en esta procesión, con el que se da el pistoletazo de salida a las fiestas patronales y, sobre todo, a los actos religiosos. Mañana, comenzará la novena.