La sociedad de cazadores y 'El bardalá' ya tienen programadas sus monterías

En total se llevarán a cabo diez, más que el año pasado

Los trofeos en una montería. CEDIDA
CAZA MAYOR

Tras la finalización de la temporada de pesca, muchos aficionados cambiarán los cebos por los cartuchos, la caña por la escopeta. Y es que, a mediados de octubre, comenzará la temporada de caza mayor. Por tanto, es tiempo de ultimar los preparativos para llevar a cabo distintas monterías. Ejemplo de ello es la sociedad de cazadores de Logrosán y la peña montera 'El Bardalá'.

La primera organización contará con seis monterías en el término municipal logrosano para sus 200 socios. Eso significa que habrá una más que la temporada pasada. La primera tendrá lugar el 25 de octubre. Las siguientes se realizarán una en noviembre, otra en diciembre y tres en enero, según fuentes de esta organización.

Cada una de ellas tendrá 50 puestos. Por tanto, se llevará a cabo un sorteo para hacer una lista y poder participar en las distintas propuestas cinegéticas. Por tanto, cada socio podrá participar entre cuatro y cinco monterías. Este año se ha decidido que los cazadores se puedan llevar los trofeos de jabalí y venados y solo la carne de jabalí. En este caso, la sociedad se quedará con la carne de venado para venderla y sufragar los gastos de la entidad. El precio de las monterías se ha pasado de 60 a 70 euros, con el objetivo de que cuadren los números, detallan fuentes de la sociedad.

Otra de las agrupaciones que ya última los preparativos para realizar las monterías es la orgánica de caza, la peña montera 'El badalá'. Uno de sus responsables es José Antonio Gil, que está acompañado por otros socios. Nació el año pasado, con la organización de varias actividades. Con esa experiencia, ha vuelto a poner en marcha nuevas monterías. Gil insiste en que el objetivo es poder cazar con los mínimos costes posibles. Por tanto, se calculan todos los gastos, como el alquiler de fincas, perros, cuidados, comidas, seguros, veterinarios, entre otros muchos y se divide entre el número de puestos. «Esta labor lo hacemos con mucho esfuerzo y sin ánimo de lucro», detalla.

En esta ocasión, se tiene cuatro fincas para hacer otras tantas monterías. Están situadas en el término municipal de Valdecaballeros, Cañamero y Logrosán. Cuentan entre 25 y 35 puestos y ya están todos cubiertos. La respuesta de los cazadores ha sido buena. José Antonio Gil asegura que se cubrieron en agosto y el 90 por ciento de los cazadores ya participaron el año pasado. Por tanto, «quedaron satisfechos». La intención es continuar con este tipo de trabajos.