La plaza quedará diáfana y contará con unas escaleras que se podrán utilizar como graderío

Llevará una rampa para las personas con movilidad reducida

El plano de como quedará la plaza de España con las escalinatas. CEDIDO
REMODELACIÓN

Las obras de la plaza de España, poco a poco, van cogiendo forma. Además, las personas responsables van dando a conocer los detalles de cómo quedará este céntrico espacio.

La principal idea es que quede totalmente diáfana, sin ningún elemento. Así lo detallan tanto fuentes municipales como algunos vecinos conocedores de la actuación. Ante este planteamiento, ya no se volverán a poner los espacios ajardinados que había, ni los muros. Estará todo al mismo nivel y sin ningún elemento arquitectónico. El pilón seguirá siendo el elemento más importante del espacio.

Otra de las novedades de este proyecto es la solución que se va a dar para conectar la plaza con la vía Hernández Serrano. Se va construir unas escalinatas que sirvan también de graderío disponibles para realizar diversas propuestas, como eventos culturales. Esta solución irá acompañada por una rampa para las personas con movilidad reducida. Está previsto que sea amplia y con el nivel apropiado para poderla subir o bajar sin ningún problema. Ya hay un plano que muestra esta actuación.

Fuentes vecinales señalan que, hace unos 55 años, se realizó la última remodelación en la plaza de España, con la instalación de esos jardines decorativos y con los bancos. Todo ello se delimitó con unos muros perimetrales. Este hecho hacía que ese espacio, situado en el centro, no siempre se utilizase. Prueba de ello es que cuando había una gran afluencia de personas, muchas de ellas se ponían alrededor.

La remodelación comenzó hace ya varias semanas. Está siendo muy comentada por los vecinos. Lo primero fue quitar la vegetación y los elementos constructivos, como por ejemplo, los muros existentes. También se retiró el mobiliario. A partir de ahí, los operarios municipales han trabajado en la explanación para conseguir el nivel deseado del terreno. Ha habido que bajar el nivel para descubrir esos peldaños escondidos del pilón que ahora se quieren recuperar.

Durante los trabajos, se ha precisado de maquinaria especializada para picar algunas rocas existentes. También se han puesto tuberías de saneamientos, así como un nuevo drenaje.